Llorar de gratitud y en la dirección correcta

Abril 21, 2017

Existen muchas formas de llorar. Hay quienes lloran por enojo, otros por impotencia y otros por dolor. Pero recientemente me tocó llorar por gratitud. Dios sabe por qué me hizo como me hizo. Todos somos tan diferentes.

Hay cosas que me quiebran inmediatamente como el dolor ajeno, la ternura sacrificial o de amor hacia el prójimo. Pero la serenidad en momentos difíciles, creo que es un regalo de Dios, al pedirle y recibir del cielo una paz que sobrepasa todo entendimiento, no porque la situación esté resuelta, sino porque Él está en control de todo, mi vida le pertenece y en eso descanso.

Mi papá enfrenta una situación difícil. No lloré al momento de conocerla, ni con mi esposa, ni con mi papá, ni con mi mamá y mis hermanos, ni con la Junta Directiva, ni con los directores de la congregación. Lloré solo, cuando lo correcto había sido hecho.

Y es que venga lo que venga, mi fe no descansa en mi papá, como la de mis hijos no descansa en mí. Mi fe descansa en Jesucristo, el autor y consumador de la fe. El que por amor se vistió de carne y huesos y vino del cielo a la tierra a mostrarnos el camino, la verdad y la vida, ya que nadie llega al Padre si no es por él.

Es el sacrificio del Justo en la cruz del Calvario, el que permite que el Dios justo que no tolera el pecado y castiga al pecador, sea a la vez el que justifica. Es su sacrificio el que aplaca la ira de Dios, es su sacrificio como Jesús me sustituye ante el Padre en el castigo que debía recibir. Es su sacrificio el que me limpia de pecados, mi conciencia, me declara justo ante el Padre, me hace nacer de nuevo en mi espíritu y el que me da el poder para llevar una nueva vida.

Entiendo además que la vida después de la muerte, es mi esperanza eterna. Soy un extranjero de paso en la tierra, mi residencia eterna es la gloria, a donde Jesús fue a prepararme un lugar. Entiendo que no debo fallarle sino honrarle con mis acciones, pensamientos e incluso con mis intenciones. Pero si le fallo y corro a la cruz en genuino arrepentimiento, tengo en Jesucristo el justo, mi abogado que intercede por mí ante el Padre.

El antiguo rey y sabio Salomón decía: es mejor llorar que reír, porque llorar le hace bien al corazón. Lloré de gratitud. Es más, lloramos junto a otro amigo, conectados a la distancia por teléfono. Los dos conectados con una misión, que Cristo sea glorificado, que la fe sea confirmada, no por los resultados que vengan, sino por corazones humildes, pues sólo en corazones humildes que reconocen que necesitan un Salvador, Él es glorificado y obra con poder.

Me tocó llorar de gratitud porque lo correcto había sido hecho. Pero también lloré en la dirección correcta. No lloré hacia el suelo en derrota o en desesperanza, sino hacia el cielo y con esperanza. Levanté mis ojos al cielo, en donde está Dios quien nos creó para que lo amáramos y al amarlo y andar en sus caminos, experimentáramos el gozo de servirle, el fruto de su justicia y la pacífica y armoniosa convivencia con el prójimo.

¿En quién descansa su fe?, ¿Tiene un corazón humilde en el que permita que Dios pueda mostrar su poder de transformación?, ¿Ha llorado de gratitud?, ¿En qué dirección ha llorado?, ¿Llora hacia el suelo o hacia el cielo?

Hasta que reconozcamos que no existe justo ni siquiera uno y que no existen buenas obras o sacrificio personal alguno, que pueda redimirnos del pecado o ponernos en perfecta comunión con Dios, no habrá ni redención, ni esperanza eterna, ni paz.

Sólo a través de Jesucristo el justo – que murió por amor a nosotros en la cruz del Calvario, para que todo el que cree en Él, se arrepienta y aparte de sus pecados y viva manifestando buenas obras por gratitud –, hay salvación.

Venga lo que venga, pase lo que pase, mi fe está puesta en Jesucristo. Lloraré siempre de gratitud y en la dirección correcta. Amén.

*****

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis mi sexto libro #ElMaestrodelDinero que lanzaré el 27 de Agosto del 2017. Si no tiene mis cinco libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida y #LiderazgoCuarenta descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com

139,832 suscriptores
Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

Pastor Alex López

Posts