Catapultazos

Los catapultazos son las citas personales que he ido creando para sintetizar mis pensamientos y hacerlos memorables.

Árbol que crece torcido, en Dios se endereza.

Un líder ve una necesidad y hace algo respecto, solo y después con otros.

Existen grandes líderes, porque existen grandes seguidores.

Ni el mejor líder del mundo, puede dirigir al que no quiere ser dirigido.

No existen líderes y seguidores. Existen líderes, líderes seguidores y seguidores.

El líder es el máximo líder. El líder seguidor, es un gran líder que sigue al máximo líder y a otros líderes seguidores.

Un líder seguidor, sigue a otros y dirige a otros y por lo tanto le agrega valor a la visión. Un seguidor, es sólo un espectador de la visión.

El seguidor se dedica a criticar lo que está mal. El líder seguidor, describe lo que está mal y hace algo al respecto.

Trate a su esposa como a vaso frágil, no como a Tupperware indestructible.

Dios tiene un plan perfecto para la humanidad, pero ella lo está destruyendo al no sujetarse a su perfecta voluntad revelada en la Biblia.

Las mayorías no definen lo que es bueno o malo. Dios lo define en la Biblia.

¿Es hoy un buen día o un mal día? Hoy es el día que haga con él.

Para alcanzar sus metas: defina qué, cuándo, por qué y cómo quiere alcanzarlas.

Más vale tener pocas metas realistas y alcanzarlas. Que muchas que inspiran y olvidarlas.

Pensamiento no escrito, pensamiento olvidado. Escriba sus metas. Este es el primer paso.

Los qués (metas) nos dan dirección, los cómos (acciones a realizar) nos dan producción.

Leer y practicar la Biblia todos los días de mi vida, debe ser la meta de todos los años en la vida del cristiano.

Creer en los beneficios del ejercicio y no hacer ejercicio, es lo mismo que creer en Dios y no obedecerle.

Un hijo herido, se convertirá en un padre que hiere. Perdone, resuelva sus asuntos hoy y no herede amarguras.

Cuando no sabemos qué hacer con la nueva tecnología, leemos el manual. Cuando no sabemos qué hacer con la vida, leamos la Biblia, el manual del fabricante.

La Gran Omisión se convierte en la Gran Comisión, cuando le agregamos la C de Compromiso.

Siga orando hasta el fin. Hasta que vea su milagro o hasta que Dios lo llame a su presencia. El cielo es nuestra esperanza futura y no una vida eterna en este cuerpo terrenal.

Hay quienes conocen de Dios, pero no conocen a Dios.

Musicalmente obeso, pero bíblicamente desnutrido, es todo aquel que sólo oye música cristiana pero no posee el hábito de la lectura bíblica.

Ponga su mirada en su temor y se paralizará. Ponga su mirada en la meta y a pesar del miedo, avanzará.

El contentamiento es estar agradecidos con Dios por lo que tenemos, mientras nos esforzamos por lo que queremos.

Este pueblo de labios me honra pero su Facebook está lejos de mí.

Las matemáticas del liderazgo: un líder suma o resta con su aptitud y multiplica o divide con su actitud.

Muchos buscan su grandeza y no Su grandeza. Sirvamos a Dios y no nos sirvamos de Dios para alimentar nuestro ego.

Algo peor que ofender, es ofender y nunca pedir perdón.

Genuinamente pedir perdón, es un concierto de humildad, que brinda armonía a las relaciones.

Quien no es capaz de pedir perdón, debe sentarse y tener una plática seria con Don Orgullo Arruinalomás.

La oración a Dios nos da la respuesta o nos fortalece para enfrentar la aflicción.

No existen cristianos categoría A, B o C. Aquellos que tienen un contacto más íntimo y por lo tanto privilegios especiales con Dios.

El hijo responsable, es un alivio y no una carga para sus padres.

¿Cómo saber si Dios es el ingrediente principal en su vida? Revise su agenda y su presupuesto. ¿Cuánto aparece Dios en su vida?

El discípulo de Jesús lee y practica la Biblia, todos los días de su vida.

Para estar con Dios, no existen temporadas.

Pureza en el corazón, equivale a pureza en la conversación.

El liderazgo debe estar empapado de humildad, si ha de servir a un fin mayor, que la persona que ejerce el liderazgo.

El buen político no está en un partido en particular, no está partido en su integridad.

La fe con obras está viva, la fe sin obras está muerta y apesta.

Los amigos influyen tanto nuestras vidas que no podemos dejar que sean producto de la casualidad.

Los mandamientos de Dios son vida, paz y salud al cuerpo del que los practica.

Los mandamientos no existen para evitarnos vivir, sino para evitarnos sufrir.

El que está en contra de toda decisión, generalmente quiere el puesto del que toma la decisión.

La guerra espiritual no consiste en pelear directamente contra el diablo, sino por lo que el diablo quiere, almas.

El mejor programa de calidad total, es hacer todo como para Dios.

La calidad de sus amigos, determinará en gran medida la calidad de su futura pareja.

La noticia del evangelio tiene nombre y apellido, es la historia de su vida.

La vida es como un postre, sabe mejor cuando se comparte con otros.

Llorar ante el dolor de otros no es debilidad, es sensibilidad.

Aunque la muerte duele, para los cristianos duele con esperanza.

Haga del fracaso un momento, no un monumento.

Robar miembros de otra congregación es cumplir la Gran Intromisión, nunca la Gran Comisión.

Dios no quiere grandes líderes, sino un pueblo con dirección.
Dios no quiere grandes predicadores, sino almas salvas.
Dios no quiere grandes siervos, sino modelos de sacrificio.
Dios no quiere grandes cantantes, sino una adoración genuina.
Dios no quiere grandes músicos, sino un ambiente propicio.
Dios no quiere cristianos conocidos, sino cristianos que le conozcan.
A Dios le interesa más que el qué se logre, que el quién lo logre.
A Dios no le importa quién lo haga, sino que se haga.
Dios quiere personas comprometidas que busquen Su visión y no su visión.
Talvez actuando como Dios quiere seremos desconocidos, pero útiles para el Reino.

El cristiano es real, si vive en santidad. Es productivo si por él, otros viven en santidad.

Si el conflicto es fuego, Dios es agua y el diablo gasolina.

Lo primero que perdemos cuando nos metemos en un pleito no son los dientes, sino la paz.

El que no está en la visión, causa división.

El que no está en la estrategia, causa destrucción.

Toda innovación que no respalda la visión, ni piense en llevarla a la realización.

Cuando la visión es Cristo, no importa ser visto.

Busque el éxito terrenal y conságrelo al propósito celestial.

El que no anota, no anota.

Enfóquese en la misión, desenfóquese de la posición.

Quien no planea su mañana, planea hacia el suelo.

Quien no olvida su pasado, paraliza su presente y elimina su futuro.

La única motivación que perdura, es la que viene de adentro.

Los jóvenes no aprenden de cuánto usted sabe, sino de cómo usted vive.

El desafío más grande de un líder, es liderarse a sí mismo.

No existen atajos para el éxito. Sólo el camino del esfuerzo disciplinado y constante.

Los recuerdos en nuestros hijos no se dejan en una cuenta bancaria, se dejan en una cuenta emocional. Y cada depósito no se hace con dinero, se hace con amor.

Si se discute sólo el qué, pero nunca el cuándo, jamás habrán resultados.

El alcohol hace que perdamos la cordura y que nos entreguemos a la locura.

Evitar al necio no es despreciarlo, buscar al necio es despreciarse.

La gente escucha historias, pero sólo oye argumentos.

Porque sus hijos siempre lo ven hacia arriba, sea un ejemplo de conducta.

Si tuviera hijos, ¿Me gustaría que tuvieran los amigos que tengo?

Si tuviera hijos ¿Me gustaría que tuvieran el novio(a) que tengo?

Si tuviera hijos ¿Quisiera tener un hijo como yo?

Porque conocerá a su pareja por medio de sus amigos, escójalos bien.

Nadie es tan pobre como para no dar. Porque aún cuando alguien no tiene dinero, puede dar un favor.

 

Si ya no tuviera el puesto ¿seguiría dispuesto?

Cuando la motivación es Cristo, no importa ser visto.

Alimente el espíritu, mate de hambre a la carne.

Dios necesita personas que no levanten el dedo para señalar, sino la mano para trabajar.

Un hijo sin dinero se muere. Pero un hijo sin afecto, es un muerto en vida.

La mayoría de personas saben lo que debe hacerse pero no lo hacen. El líder ve y hace.

Un líder inspira con el ejemplo y compromete con su pasión.

Al orar no estamos verbalizando nuestros deseos al aire. Estamos orando a Dios nuestro Creador quien nos escucha y todo lo puede.

El pecado sí puede producir enfermedades, pero no es la causa de todas las enfermedades.

Celebra mi cumpleaños, pero invítame a mí. Jesús

http://www.facebook.com/pastoralexlopez

http://www.twitter.com/pastoralexlopez

Suscríbase a La Catapulta y reciba en su correo electrónico cada nueva publicación.

“Dios necesita personas que no levanten el dedo para señalar
sino la mano para trabajar.”