semilla a frutoEl 27 de Agosto a las 10 de la mañana, lanzaré gratis mi tercer libro #MetasDeVida, conozca las acciones sin fecha de logro que transformarán su vida. Viva más allá de las metas a corto, mediano y a largo plazo y llegue a viejo satisfecho de haber vivido una vida espectacular.

En los próximos días previo al lanzamiento, estaré compartiéndole varios capítulos aún sin editar, para que pueda retroalimentarme sobre el mismo. Envíeme sus correcciones, comentarios o historias dando clic aquí Descárguelo completo el 27 de Agosto en www.librometasdevida.com

Cuénteles a sus amigos para que se suscriban a mi blog y reciban el mismo gratis. Puede utilizar los botones al final de esta publicación, para compartir el capítulo en su redes sociales.

*****

De semilla a fruto

Un bebé nace en nueve meses. Una persona en base a nuevos hábitos alimenticios y ejercicio pierde las libras de sobrepeso que tiene, en muchas semanas. Una persona que entró en el puesto más bajo de la organización puede llegar a ocupar la gerencia pero una o más décadas de vida después. Una relación íntima de amigos, se establece después de muchas experiencias compartidas a lo largo del tiempo. Un invento como el teléfono produce otro invento como el celular, pero pasan décadas entre uno y otro invento. Existe un factor determinante para obtener el éxito y es el tiempo. No tiempo muerto, sino tiempo bien invertido.

¿Cuánto tiempo se lleva desde que se siembra una semilla hasta que el árbol da fruto? Realice una búsqueda en Internet y se dará cuenta que el tiempo que le toma a un árbol dar fruto, depende del tipo de árbol, del clima, de la polinización – que por lo que he leído como que no entendí mucho en el colegio – pero sí hay algo cierto, ni las manzanas, ni los bananos aparecen como fruto en un abrir y cerrar de ojos. Se siembra la semilla y se espera. Se riega y se espera. Crece el árbol y se espera. Se abona el árbol y se espera. Y de cinco a ocho años después, aparece el fruto. Nada en esta vida, excepto el café y otros productos similares, son instantáneos.

¿Qué fruto quiere dar usted?, ¿Ya sembró la semilla?, ¿Cuánto debe esperar?, ¿Qué acciones debe realizar constantemente para que las raíces y el árbol continúen creciendo?, ¿Cuánto tiempo le falta para dar el fruto que usted anhela? Sembrar la semilla hoy y esperar cosechar el fruto mañana es un fórmula perfecta para el desánimo, el querer tomar atajos o caer en la corrupción.

Platicando sobre el tema de las finanzas con un amigo me dijo: “Yo me puse como meta que a los treinta años tendría un millón de quetzales ahorrados – el equivalente a ciento treinta mil dólares – y lo logré, pero como deuda”. Lo decía no en depresión, sino con aire de aprendizaje. Algo había hecho mal, pero estaba consciente de ello. No lo dijo frustrado, lo dijo resignado a seguir trabajando para pagar la deuda y luego comenzar de nuevo con sus ahorros. Entre la siembra y el fruto es necesario el tiempo. Y no sólo el tiempo, el tiempo bien invertido en las actividades diarias que permitirán que el árbol siga creciendo hasta dar fruto.

Luego de ayudar a un amigo a hacer un listado de todas sus propiedades con los datos sobre el valor de mercado de cada una, el impuesto anual que pagan y la renta mensual que percibía por ellas, le pedí que me contara cuál había sido su secreto. Entre otras cosas me dijo: “Yo siempre he caído bien y siempre me han ayudado”. Pero ¿Debe haber algo más que eso? Le pregunté. Entonces me dijo: “Durante doce años viví igual. Mis ingresos aumentaron pero mis gasto no. Viajé más de cien veces a Estados Unidos. Comencé trayendo un carro y terminé trayendo 48 en cada viaje. Y luego vivía mejor que antes pero siempre invertí lo que ganaba en un activo año con año”.

Hablaba con otro amigo ya casi en sus sesentas y le preguntaba sobre la casa que había comprado y otros activos. Su respuesta fue: “Estoy cosechando el fruto de más de 30 años de trabajo esforzado y de una vida frugal”. La frugalidad es la cualidad de ser ahorrativo y prudente en el dinero y en el uso de otros recursos.

Otro de mis amigos hoy es el dueño de la revista cristiana de mayor circulación en Guatemala. ¿Cómo comenzó? No comenzó con la revista, comenzó como voceador vendiendo periódicos en la calle. El y su equipo organizan anualmente el Training Day, una capacitación para emprendedores de la que pude ser parte en el 2014.

Nada se logra en un día, mucho se logra en una vida. El tiempo es importante, pero no tan sólo dejarlo pasar. Sino invertir hoy en la siembra que se convertirá en el fruto del mañana. Económicamente, todo el que siembra hoy y cosecha mañana o desarrolló un software que lo utilizan las masas y se vuelve millonario pronto o es un narcotraficante.

Tenga cuidado, la ley de la siembra y la cosecha es una realidad, pero no en un instante. Muchas veces se siembra en meses o años, pero se cosechará el fruto del esfuerzo. Todo el que quiere tomar un atajo para alcanzar en fruto, terminará cayendo en actos ilícitos y en la corrupción.

“Es cierto que con la verdadera religión se obtienen grandes ganancias, pero sólo si uno está satisfecho con lo que tiene. 7 Porque nada trajimos a este mundo, y nada podemos llevarnos. 8 Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso. 9 Los que quieren enriquecerse caen en la tentación y se vuelven esclavos de sus muchos deseos. Estos afanes insensatos y dañinos hunden a la gente en la ruina y en la destrucción. 10 Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores.” 2 Timoteo 6:6

Todo el que quiere enriquecerse ya, obviará la ley de la siembra y la cosecha, hará caso omiso del tiempo que transcurre entre la siembra y la cosecha del fruto y terminará mal. Se convertirá en un esclavo de sus incontables y siempre nuevos deseos y terminará en la ruina y la destrucción. El problema no es el dinero, es el amor al dinero. No busque atajos para prosperar económicamente. Practique la paciencia económica y aplique el mismo principio a todo lo que quiere alcanzar. Nada se logra en un día, mucho se logra en una vida.

El dinero no da nada nuevo. El dinero sólo nos da más de lo que ya poseemos. El dinero magnifica nuestras realidades presentes. Si alguien es generoso con poco dinero, será generoso con mucho dinero. Si alguien es tacaño con poco dinero, será tacaño con mucho dinero. El que no tiene una buena relación entre todos los miembros de su familia sin dinero, no tendrá una buena relación entre todos los miembros de su familia con dinero. El dinero no da nada. Y es que el dinero no da felicidad, el dinero lo que da es comodidad.

Los cristianos practicamos algo que llamamos contentamiento. Si tenemos ropa y comida estamos contentos y agradecidos con Dios por ello. Creemos las palabras que dijo Jesús: “”¡Tengan cuidado! –advirtió a la gente–. Absténganse de toda avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes.” Lucas 12:15 La verdadera riqueza de la vida no está en las posesiones sino en las relaciones que tenemos. ¿Debe usted ser pobre entonces? No, por el contrario, no debe ser un rico que sólo dinero tiene. Sea un rico, rico. No sea un rico, pobre. El que tiene vive mejor y es generoso con el que vive peor.

Querer ser rico ya, lo hará caer en la corrupción. Sólo el ahorro y la inversión en el largo plazo y la frugalidad continuada a lo largo del tiempo, lo harán prosperar. Sea paciente. Si siembra en octubre, no espere la cosecha en noviembre. Porque desde que se siembra la semilla, hasta que se cosecha el fruto, hay mucho tiempo que esperar y sin descansar. Pero el esfuerzo y la espera, habrán valido la pena.

Meta de vida #8:
Sea paciente, si siembra en Octubre, no espere la cosecha en Noviembre.

Desafío #8:
Defina qué debe hacer diariamente para sembrar la semilla del fruto que quiere cosechar en el futuro. Y practique el contentamiento. Si tiene ropa y comida, viva agradecido con Dios por lo que tiene, mientras se esfuerza por lo demás que quiere.

Lea los demás capítulos: Introducción12345678

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis los dos libros que lanzaré el 27 de Agosto de este año “Metas de vida” y el 14 de Febrero del 2016 “Me quiero casar”. Si no tiene los libros anteriores descárguelos gratis en www.emparejarse.com y en www.noviazgodealtura.com

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

parapenteEl 27 de Agosto a las 10 de la mañana, lanzaré gratis mi tercer libro #MetasDeVida, conozca las acciones sin fecha de logro que transformarán su vida. Viva más allá de las metas a corto, mediano y a largo plazo y llegue a viejo satisfecho de haber vivido una vida espectacular.

En los próximos días previo al lanzamiento, estaré compartiéndole varios capítulos aún sin editar, para que pueda retroalimentarme sobre el mismo. Envíeme sus correcciones, comentarios o historias dando clic aquí Descárguelo completo el 27 de Agosto en www.librometasdevida.com

Cuénteles a sus amigos para que se suscriban a mi blog y reciban el mismo gratis. Puede utilizar los botones al final de esta publicación, para compartir el capítulo en su redes sociales.

*****

Planeadores

Cuando era niño, me sorprendió la primera vez que vi un planeador en un programa de televisión. Una avioneta jalaba al planeador y despegaban juntos de la pista. Básicamente la avioneta funcionaba como una grúa aérea, ya que un planeador no posee nada que lo impulse. Cuando la avioneta alcanzaba cierta altura, desenganchaba al planeador y este permanecía volando a la merced de la resistencia del aire. Un planeador fue diseñado para planear el mayor tiempo posible. Posee alas largas y delgadas y su fuselaje es estrecho y aerodinámico. Son estas características las que permiten aprovechar el aire que sube para volar incluso por horas.

Catorce personas hicimos un viaje a Colombia. Todos éramos líderes y miembros en La Fráter. Estuvimos en Bogotá y en Bucaramanga. Pero en Bucaramanga, el pastor de la iglesia que visitamos, planificó una aventura. Frente a todos nos dijo: “Ahora van a ir a volar en parapente. Luego van a ir a almorzar cordero”. Yo estaba emocionado. Un parapente es un paracaídas en donde el piloto – alguien supuestamente profesional – y alguien que paga para exponer la vida junto él – usted –, se colocan sobre la cima de una montaña. Las corrientes de aire los elevan y disfrutan de un buen paseo mientras planean. Luego regresa impulsado por las corrientes ascendentes y aterrizan en la montaña.

Comencé a caminar con el grupo cuando de pronto el pastor me dijo: “Usted se queda. Su papá, usted y yo vamos a almorzar con mi familia”. No sé qué motivó al pastor a pedirme que me quedara. ¿Qué es más emocionante un almuerzo o volar por primera vez en mi vida en un parapente? Así que con la emoción apagada, me quedé a compartir con la familia pastoral, mientras todos mis amigos disfrutaban a lo grande.

Cuando regresaron comenzaron las historias. Un amigo no se quería subir pero tuvo que hacerlo. Uno de los mayores, de forma valiente se ofreció para ser el primero, no le quedó otra. Pero la mejor historia fue la de Jorge. La orden fue: “Los más altos y pesados van primero”. No recuerdo por qué, pero él no obedeció esa orden. Cuando le tocó su turno, era el último turno. Fue una experiencia maravillosa el elevarse por los cielos impulsados por el viento. Eso sí, el pastor claramente le dijo a Tino – quien era el piloto de uno de los vehículos – que los llevara primero a volar y luego a almorzar. Tino, hizo lo contrario. Jorge comió lo suficiente para alimentar a dos personas muy hambrientas.

Mientras volaban él estuvo volteando para ver al piloto y platicando sobre ¿Qué tan factible sería llevar esto a Guatemala y sobre otros temas? Cuando el piloto quiso subir y regresar al a montaña desde donde habían despegado, ya no pudieron. Las corrientes de aire no eran suficientemente fuertes como para elevarlos. Entonces haciendo movimientos tipo péndulo, intentaba volar hacia la derecha y luego daba la vuelta y volaba hacia la izquierda, con la esperanza que una ráfaga de viento los impulsara hacia arriba y pudieran aterrizar de donde habían despegado. Esta operación la repitió suficientes veces como para que Jorge quisiera devolver toda la comida mientras estaba en el aire.

Llegó el punto en donde el piloto le dijo: “No vamos a poder aterrizar sobre la montaña”, vamos a tener que ir a aterrizar allá en aquella planicie. Mientras se dirigía a ese punto Jorge le dijo: “Quiero vomitar”, a lo que el piloto respondió: “Quítese el casco”. Habiéndoselo quitado, no aguantó más y empezó a arrojar por los aires el Cordero y todos los demás complementos que se había comido. El piloto atrás, cada vez que Jorge vomitaba, zigzagueaba intentar esquivar los materiales no deseables que volaban de la boca de mi amigo hacia el piloto.

Pronto aterrizaron en tierra y el aterrizaje no fue muy amistoso. Los demás llegaron en carro minutos después. Ya sabían lo que había ocurrido, el piloto molesto porque se había manchado tanto él como su parapente, informó por radio y todos nuestros demás amigos se enteraron del acontecimiento. Al bajar los demás, llegaron para encontrar a un Jorge, tirado en el suelo, con cara de medio muerto y sin muestras de mucha energía. Se imagina usted lo alegre que fueron los siguientes días recordando el acontecimiento y sacando chiste de todo. “Lo tomaron las potestades del aire” decían unos, otros contaban su versión de los hechos con pocas y muchas exageraciones.

Es que un planeador ya sea tipo avión o un parapente, no es nada sin el impulso del aire. No está hecho para permanecer volando todo el día. No tiene nada que lo impulsa sino el mismo aire. De la misma manera existe un aire que nos impulsa en la vida. Sin él, cualquier ser humano permanece estático y no vuela y se eleva hacia las alturas que puede alcanzar. Me refiero a la planeación. Se lo pongo de esta manera. Planee su mañana o planee hacia el suelo.

Alexander Graham Bell soñó con poder comunicar a las personas aún a la distancia por medio de un aparato y en 1,876 inventó el teléfono. ¿Qué sería del mundo de las telecomunicaciones sin este soñador? Thomas Alva Edison soñó con poder tener algo que iluminara las calles y las casas por las noches y en 1,879 inventó la bombilla eléctrica incandescente. Hoy todas nuestras casas y calles son iluminadas por bombillas siendo las más avanzadas las de tipo LED. Alguien soñó con tener un teléfono pero sin cable y ahora tenemos el celular que se ha convertido más que en un teléfono en una computadora de mano. Cualquier logro o cosa grande, comienza primero con un sueño, que luego se divide en pequeñas gradas, aquellas necesarias para subir poco a poco, hasta alcanzar el sueño que se ubica en un segundo nivel.

Soñar no cuesta mucho, todos soñamos despiertos. Soñar es imaginar que las cosas son distintas a como lo son en la realidad. Es ver de antemano lo que deseamos alcanzar. ¿Es usted un soñador? Porque todos los grandes realizadores comenzaron con un sueño. Pero tome nota, no se quedaron soñando. Existe un peligro que los soñadores enfrentan y es vivir soñando y nunca actuar para alcanzar el sueño.

Hace mucho leí el libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen R. Covey. Él hablaba de la primera y de la segunda creación. La primera creación es mental – como los planos de un Arquitecto –, la segunda creación es real o tangible – el trabajo en obra que realizan los constructores –. ¿En cuál creación se encuentra con respecto a sus sueños? Soñar y seguir soñando y nunca actuar, es un peligro que enfrentan todos los soñadores.
Planear su mañana es esencial para producir resultados. ¿Recuerda lo que leyó en la introducción? “Hace muchos años leí: “El que no tiene metas ya llegó”. ¡Qué frase tan directa! Cuando no se tienen metas cualquier oportunidad es una buena oportunidad, cualquier carrera universitaria es buena, cualquier persona guapa es una opción para ser nuestra pareja, cualquier ofrecimiento de trabajo es bueno, cualquier negocio vale la pena y se acepta con los ojos cerrados.”

Y continuaba: “Las metas son poderosas porque nos obligan a definir un destino, nos permiten visualizarnos en el futuro celebrando el logro, nos permiten trazar la ruta y dividir el viaje en pequeñas gradas que terminan llevándonos a lo largo del tiempo y con la disciplina diaria y constante, al techo del edificio más alto del mundo. Y cuando llegamos y vemos hacia atrás, no se siente que haya sido un gran esfuerzo el entregado, aunque sabemos que sí fue así. Poco a poco, mordida a mordida, cualquiera se come solo, una vaca. Y ese es el poder de la metas. Vivir sin metas es como disparar al aire, vivir con metas comienza por definir el blanco.”

Parte del proceso de planificar es visualizar el logro que deseamos alcanzar y ahora preguntarnos y responder ¿Qué cosas debo hacer? y ¿En qué orden? Para poder alcanzar esta meta. ¿Cuándo deseo alcanzar esta meta?, ¿Cómo voy a medir mi avance?, ¿De dónde voy a sacar la inspiración necesaria para ser disciplinado en los momentos de debilidad?, ¿Cómo voy a planificar para enfrentar y vencer las tentaciones que se me presentarán para abandonar mi meta? Estas son algunas pocas preguntas que me vienen a la mente sobre metas. Seguro en un futuro, me gustarías escribir un libro que cubra este proceso. Lo importante aquí es planear. Defina el sueño, planee cómo alcanzarlo o planee hacia el suelo. Proverbios 21:5 nos enseña una gran verdad: “Los planes bien pensados: ¡pura ganancia! Los planes apresurados: ¡puro fracaso!”

En el capítulo anterior mencionamos al apóstol Pablo. Él decía en Filipenses 3:13 “Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, 14 sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.” Pablo tenía bien clara su meta. ¿Y usted?

Meta de vida #7:
Planee su mañana o planee hacia el suelo.

Desafío #7:
Investigue y aprenda sobre los principios básicos del establecimiento y logro de metas. Y planee su mañana o planee hacia el suelo.

Lea los demás capítulos: Introducción12345678

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis los dos libros que lanzaré el 27 de Agosto de este año “Metas de vida” y el 14 de Febrero del 2016 “Me quiero casar”. Si no tiene los libros anteriores descárguelos gratis en www.emparejarse.com y en www.noviazgodealtura.com

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

MonumentoEl 27 de Agosto a las 10 de la mañana, lanzaré gratis mi tercer libro #MetasDeVida, conozca las acciones sin fecha de logro que transformarán su vida. Viva más allá de las metas a corto, mediano y a largo plazo y llegue a viejo satisfecho de haber vivido una vida espectacular.

En los próximos días previo al lanzamiento, estaré compartiéndole varios capítulos aún sin editar, para que pueda retroalimentarme sobre el mismo. Envíeme sus correcciones, comentarios o historias dando clic aquí Descárguelo completo el 27 de Agosto en www.librometasdevida.com

Cuénteles a sus amigos para que se suscriban a mi blog y reciban el mismo gratis. Puede utilizar los botones al final de esta publicación, para compartir el capítulo en su redes sociales.

*****

Monumento a la desgracia

Los monumentos son recuerdos y con un valor especial para que aquellos que los construyeron. Detrás de un monumento siempre hay recuerdos de hazañas, de grandes logros o de acontecimientos muy relevantes. Cuando morimos no dejamos monumentos, pero sí recuerdos, monumentos en la mente.

Si algo valioso podemos dejarles a nuestros familiares y amigos son los recuerdos. Recuerdos de una visita inesperada, de un día de campo, de una graduación, de un cumpleaños, de un viaje. Los recuerdos son importantes. Cuando alguien muere lo único que queda son sus recuerdos. Y aún de los muertos se sigue hablando, no tanto de lo que poseían, sino de cómo trataban a los demás. Pero si vive de los recuerdos, deja de producir nuevos, deja de vivir.

Peor aún, si vive pensando que el ayer fue mejor, ¿Qué motivación le queda para vivir el hoy? El sabio Salomón – aquel tercer rey de Israel que lo tuvo todo, aquel que no le negó a sus ojos ningún deseo, ni privó a su corazón de placer alguno – dijo: “Nunca digas: ¿Cuál es la causa de que los tiempos pasados fueron mejores que estos? Porque nunca de esto preguntarás con sabiduría.” “Eclesiastés 7:10 NVI El sabio Salomón nos dice que preguntarnos la causa de por qué los tiempos pasados fueron mejores que los actuales no es de sabios hacerlo. ¿Por qué dice esto Salomón? Porque aunque en realidad los tiempos pasados a lo mejor fueron mejores, ya no podemos volver a ellos.

Escuche esta declaración: El pasado, pasado es. ¡Ya pasó! Ya no regresará. Pero si comparamos lo mejor del ayer con el promedio del hoy, perdemos las fuerzas para seguir viviendo. No podemos correr hacia al frente con todas nuestras fuerzas si corremos con la cabeza intentando ver hacia atrás. Correr así, sólo hará que paremos en el suelo.

Es probable que usted crea que los tiempos pasados fueron mejores. Y esto se debe a que tendemos a idealizar los tiempos pasados que en realidad no fueron un camino de pétalos de rosa. Muchas veces recordamos el pasado sin todas las emociones reales del momento, sin todas las dificultades de aquellos tiempos y tendemos a idealizar lo que vivíamos de niños o en otra época de nuestra vida. Preguntar cuál fue la causa de que los tiempos pasados fueran mejores nunca produce energía para seguir corriendo la carrera de la vida. Lo único que trae es desánimo.

El fracaso es de los mayores detonantes que nos llevan a pensar que los tiempos pasados fueron mejores. ¿Quién no ha fracasado en algo en esta vida? Desde los fracasos más pequeños como jamás haberse inscrito en la universidad, hasta aquellos gigantescos como ver quebrar el negocio de sus sueños. Desde los fracasos más pequeños como que se termine una relación de noviazgo, hasta los más grandes como la infidelidad conyugal consumada. Pensar en los fracasos sólo resucita el mismo momento y los mismos sentimientos hoy. Y ¿Quién puede vivir con energías y entusiasmo la vida, si cada mañana que se despierta recuerda sus mayores fracasos?

Sin importar si el acontecimiento fue hace 20 años, cuando pensamos en los fracasos del ayer volvemos a experimentar el mismo sentimiento derrota, de desolación, de desánimo y de los deseos de hasta dejar de existir. Vemos el ayer como una película a todo color y con los sonidos y hasta los pensamientos que tuvimos.

Grábese esto que en un momento de reflexión sobre el fracaso escribí hace varios años: Haga del fracaso un momento y no un monumento. No deje que sus fracasos se conviertan en un monumento en la mente. Deje el ayer en donde pertenece. Dele vuelta a la página y siga con su vida. Pero no sólo lo deje ahí, antes debe sentarse y extraer las lecciones aprendidas de ese fracaso. ¿Qué lo llevó a fracasar?, ¿Qué haría diferente hoy?, ¿Qué sabiduría extrajo de ese fracaso? Pregúntese, evalúese, evalúe la situación, aprenda y dele vuelta a la página.

El apóstol Pablo fue uno de los principales líderes de la iglesia primitiva luego que Jesús murió y resucito. Anteriormente perseguía a los cristianos, pero un día Jesús ya resucitado se le apareció, lo confrontó y lo comisionó a predicar lo que antes perseguía. Lo envió a predicar el evangelio de Jesús a todos los gentiles – toda persona que no es judía –. Pablo era alguien admirado por todas las credenciales que como judío y por su vida tenía. Pero hablando precisamente de todas las credenciales que tenía para gloriarse en sus obras dijo en Filipenses 3:13 “Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, 14 sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.”

Olvidar el ayer es imposible. Pero si es posible decidir no pensar en el ayer y sí pensar en el mañana y disfrutar el hoy. Si es posible olvidar en el sentido que nos enfocamos no en el ayer sino en el mañana. Pablo olvidaba lo que quedaba atrás y lo que quedaba atrás era algo bueno, eran sus credenciales como judío y como alguien que guardaba estrictamente la ley de Moisés. Sin embargo dice, olvidando lo que queda atrás. Porque no son sus obras las que le dan la vida y la meta de recibir el premio que Dios ofrece en Jesús por la obra de Jesús y no por sus obras.

Olvide el ayer, esfuércese por lo que está delante y siga avanzando hacia la meta. Los cristianos tenemos muchas metas, pero la mayor de todos es olvidar nuestras posibles credenciales – buenas obras y logros – y nuestros seguros fracasos – pecados y rebeliones – para correr la carrera de la vida esperando la meta del cielo. No a donde se llega por las obras – porque todos somos pecadores – sino a donde se llega por el arrepentimiento de pecados y la fe en la obra que Cristo hizo. 2 Corintios 5:17 “Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!” Deje que lo viejo en su vida física y espiritual queda atrás y que venga una nueva creación al entregarle su vida a Jesús.

Moisés llegó a vivir 120 años. A pesar de que asesinó a un egipcio y huyó al desierto, Dios lo perdonó y lo llamó y fue útil para varios millones de Israelitas que fueron libertados de la esclavitud. Moisés nunca volvió a ver atrás. Sólo siguió viendo hacia adelante. Porque tenían frente a él una tierra que era la tierra prometida. Vea hacia adelante y busque la tierra prometida celestial.

Viva reviviendo los fracasos del ayer, viva preguntándose por qué el pasado fue mejor, viva hoy contemplando su monumento a la desgracia y será un fracasado siempre. Usted no puede cambiar su pasado, pero sí su destino. Olvide lo que queda atrás, esfuércese por lo que está delante y siga avanzando hacia la meta.

Esta es la sexta meta de vida:
Haga del fracaso un momento y no un monumento.

Este es su sexto desafío:
Llore sus fracasos, sus derrotas, aprenda y documente su aprendizaje para no fracasar de nuevo en lo mismo. Levántese y continúe corriendo.

Lea los demás capítulos: Introducción12345678

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis los dos libros que lanzaré el 27 de Agosto de este año “Metas de vida” y el 14 de Febrero del 2016 “Me quiero casar”. Si no tiene los libros anteriores descárguelos gratis en www.emparejarse.com y en www.noviazgodealtura.com

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

El 27 de Agosto a las 10 de la mañana, lanzaré gratis mi tercer libro #MetasDeVida, acciones sin fecha de logro que transformarán su vida. Viva más allá de las metas a corto, mediano y a largo plazo y llegue a viejo satisfecho de haber vivido una vida espectacular.

En los próximos días previo al lanzamiento, estaré compartiéndole varios capítulos aún sin editar, para que pueda retroalimentarme sobre el mismo. Envíeme sus correcciones, comentarios o historias dando clic aquí Descárguelo completo el 27 de Agosto en www.librometasdevida.com

Cuénteles a sus amigos para que se suscriban a mi blog y reciban el mismo gratis. Puede utilizar los botones al final de esta publicación, para compartir el capítulo en su redes sociales.

*****

Alpinistas 24/7

Jesús enseñó a sus discípulos a orar de la siguiente manera: “»Ustedes deben orar así: “»“Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, 10 venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. 11 Danos hoy nuestro pan cotidiano. 12 Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores. 13 Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno.” Mateo 6:9-13 NVI

El Padre Nuestro puede memorizarse y repetirse, pero éste no fue su propósito. El propósito no es que repitamos esta oración constantemente, como que aprendamos las verdades que deben ser incluidas en cada oración, como la actitud con la que debemos orar al saber a quién le estamos orando.

Esta oración que hizo Jesús, nos muestra que tenemos un Padre, el Padre de la humanidad. Dios no es un Dios frío, distante e inaccesible. Dios es justo, pero a la vez amoroso. Un hijo puede acercarse a Dios sin realizar una previa cita con una secretaria, cita que sólo se consigue luego de hablar con alguien que tiene influencia. Al Padre le hablamos directamente. Y un Padre conoce las necesidades de un hijo mejor que cualquiera, aún si este no ha hecho evidente su necesidad.

Dios no es cualquier cosa. Dios es el Creador que está en el cielo. En ese lugar inaccesible para nosotros los mortales, vive El. Su nombre tampoco es cualquier cosa. Dios es santo, en El no hay maldad, no hay pecado, sino pureza. Su santidad es única. Cuando oramos, no le estamos hablando a cualquiera, le estamos hablando al Rey de reyes y al Señor de Señores. Santificado sea su nombre.

¿Cómo es el reino donde Dios gobierna? El cielo es un lugar donde no hay tristeza, ni dolor. La paz que tanto anhela el ser humano es la esencia de la eternidad en Dios. Porque Dios es amor y en el amor pleno de la presencia de Dios, siempre hay paz. Oramos que así como su voluntad se obedece en el cielo por todos, sea obedecida en la tierra. Y la paz y el amor que saturan a quienes están frente a la divinidad, sature también nuestros corazones, vecindarios y naciones. Que no existan rebeldes a sus mandamientos y preceptos. Ellos son salud al cuerpo, salud a las sociedades.

¿Qué sería del ser humano sin el alimento? Sin comida, la humanidad completa se extinguiría. A Él le pedimos que nos dé el sustento de cada día. Que no nos falte el alimento para subsistir. Sólo el que ha pasado hambre, valora tanto los tres tiempos de comida al día, con comida sobre la mesa. Pidamos el sustento básico.

Podemos pedirle perdón a Dios por nuestros pecados, porque nosotros hacemos libres de sus pecados a los demás. Nosotros no guardamos rencores, amarguras o resentimientos, sino reconocemos que pedimos perdón a Dios por rebelarnos ante su voluntad, porque nosotros también perdonamos a aquellos que se han pasado por sobre nuestra voluntad, a aquellos que nos han lastimado, ofendido, calumniado, herido y más. Nosotros pedimos perdón por nuestras deudas, porque hemos perdonado a nuestros deudores. No les decimos: “Tarde o temprano me las va a pagar”. Sino que los perdonamos y liberamos de su deuda. No les cobraremos por lo que nos deben por el mal que nos hicieron.

Oramos que Dios nos libre del maligno y que no caigamos en la tentación, esa constante invitación para realizar el mal que viene de afuera y a veces de adentro de nosotros. Dios todo lo puede, Dios puede librarnos de todo lo que pueda hacernos caer. Oremos porque nos libre de caer en la tentación. Porque todo el que cae en la tentación y peca, experimenta lo mismo que los primeros mortales. Cuando Adán y Eva pecaron experimentaron: miedo, vergüenza y una dolorosa consecuencia. Fueron expulsados del Jardín del Edén.

Lo interesante de toda la oración del Padre Nuestro, es que Jesús sólo explica una parte de la oración y es la siguiente: “»Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. 15 Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas.” Mateo 6:14 y 15 NVI

De todo ¡Sólo explica sobre el por qué debemos perdonar sus ofensas a otros! Aquí ya no habla de deudas, aquí claramente menciona lo que las deudas son, ofensas. El que no perdona sus ofensas a otros, tampoco tiene el perdón de su Padre celestial. Dios sabe más. Una meta de vida que no puede faltar en usted tiene que ver con el perdón. Que si ¿Cuesta? Muchísimo, pero vale la pena.

En el libro Noviazgo de Altura – cómo vivir un noviazgo espectacular, el segundo libro que escribí sobre noviazgo y que busca que usted no arrastre basura de su noviazgo a su matrimonio – hablé rápidamente sobre el tema del perdón. En el capítulo número cuatro, llamado: “Pasado Asesino” escribí lo siguiente: “Perdonar es morir a nosotros, perdonar es ver con los ojos del mañana, perdonar es la medicina que quita el dolor. Por eso debemos perdonar completa, genuina y constantemente. Perdonar completamente es todo, no sólo parte del pasado asesino. Perdonar genuinamente, es perdonar de corazón, no en la emoción del momento. Y perdonar constantemente es perdonar cada vez que un pensamiento o una actitud de la otra persona, nos recuerde a la ofensa. Pensar en la ofensa es revivir la misma. No resucite el pasado asesino de su pareja, vea con los ojos de la compasión y el amor y ame con todo. Cuando llegue un pensamiento doloroso disparado por algo que ve u oye, no deje que ese pensamiento eche raíces en su mente y sustitúyalo con otro.”

Era la segunda ocasión en que visitaba una cárcel para mujeres. La primera vez, era menor de edad y llegué a cantar con mi teclado y un amigo con una batería eléctrica portátil. Esta ocasión era diferente. Ya estaba casado, ya era pastor y llegaba a predicar. Pero antes que me dieran el tiempo de la predicación, se paró la mujer que me iba a presentar algo así: “Para mí es un privilegio conocer a alguien que ha marcado mi vida a través de la distancia y por medio de la televisión”. Comencé a sentirme algo incómodo. Es cierto que ocasionalmente predico en la reunión que se graba y se va a la televisión, pero ella me estaba confundiendo con mi papá. De pronto se soltó a llorar. Mientras lloraba contaba cómo sus papás la habían marcado desde niña con palabras que la habían destruido completamente. Pero un día: “Vi un mensaje del pastor en la televisión. Se llamó el tatuaje verbal. Hablaba sobre cómo las palabras hirientes de personas que amamos o que están en autoridad nos han marcado. Y que aunque no tengamos un tatuaje en nuestra piel, llevamos un tatuaje en el alma. Ese día decidí perdonar a mis papás y fui hecha libre”. Y luego me presentó. Pasé conmovido, pues esa predicación sí la había dado yo, pensé que me había confundido. ¿Cuánto habían marcado las palabras de la oración del Padre nuestro, en la vida de esta mujer que estaba presa, pero que vivía más libre que nunca? Hoy debe ser su día. El día en que estando libre de cuatro paredes que lo aprisionan, sea libre de la cárcel de las ofensas cometidas en contra de su persona.

A lo largo de la vida vamos a enfrentar muchas montañas. Siempre estamos trabajando por alcanzar metas. Graduarnos del colegio, luego de la universidad, luego la maestría, luego el doctorado y más. Conseguir un buen trabajo, ahorrar, aprender y si es posible, algún día poner un negocio. La vida es escalar montañas, para luego escalar una más alta. ¿Cómo podemos alcanzar grandes logros cuando estamos arrastrando no una mochila con lo elemental que lleva el alpinista, sino nueve mochilas más pero cargadas de amargura, resentimientos, dolor y frustración?

La falta de perdón en nuestros corazones, es probablemente la carga más pesada que podemos llevar en nuestra espalda. Pruebe ir al baño con una mochila, pruebe ir al baño con diez mochilas. Nadie que guarda odio y resentimiento en su corazón puede ser libre para vivir la vida que Dios planeó y alcanzar cada vez más y más nuevas alturas, sin quebrarse.

¿Sentirá algún día perdonar? Creo que nunca. Usted no siente perdonar. Usted obedece a Dios y decide perdonar. Eso es llorar amargamente la desilusión, la humillación, la ofensa, la maldad realizada contra nosotros y dejar ir el derecho que como “humanos” tenemos de vengarnos.

Puedo asegurarle que quien vive pensando en su pasado, paraliza su presente y elimina su futuro. Muérase sin cargas, muérase sin resentimientos, perdone completa, genuina y constantemente. Pero no en su lecho de muerte. Perdone hoy y sea un alpinista 24/7, y cada hora de su día y cada día de la semana, siga avanzando para alcanzar lo que se ha propuesto, sin mochilas innecesarias.

Esta es la quinta meta de vida:
No arrastre cargas innecesarias, perdone.

Este es su quinto desafío:
¿Qué ofensas se han convertido en mochilas que anda cargando sobre su espalda y arrastrando a lo largo de su vida? Hable con su Padre Dios, pida que el haga justicia, pero no lo ayude. Decida personar y escale liviano sobre el sendero de la montaña de la vida.

Lea los demás capítulos: Introducción12345678

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis los dos libros que lanzaré el 27 de Agosto de este año “Metas de vida” y el 14 de Febrero del 2016 “Me quiero casar”. Si no tiene los libros anteriores descárguelos gratis en www.emparejarse.com y en www.noviazgodealtura.com

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

huellasdactilaresEl 27 de Agosto a las 10 de la mañana, lanzaré gratis mi tercer libro #MetasDeVida, acciones sin fecha de logro que transformarán su vida. Llegue a viejo satisfecho de haber vivido una vida espectacular.

En los próximos días previo al lanzamiento, estaré compartiéndole varios capítulos aún sin editar, para que pueda retroalimentarme sobre el mismo. Envíeme sus correcciones, comentarios o historias dando clic aquí Descárguelo completo el 27 de Agosto en www.librometasdevida.com

Cuénteles a sus amigos para que se suscriban a mi blog y reciban el mismo gratis. Puede utilizar los botones al final de esta publicación, para compartir el capítulo en su redes sociales.

*****

Huellas Dactilares

En algunos hospitales de Guatemala, cuando un bebé nace, le manchan los pies con una almohadilla que se utiliza para entintar y poner sellos en las cartas ¿Con qué propósito lo hacen? Para impregnar una imagen de las plantas de sus pies sobre una cartulina, en donde además, colocan una foto del bebé. Al momento esas impresiones no tienen mayor valor. Pero sí que lo tienen cuando el bebé tiene dieciocho años y sus pies miden ahora muchas veces más.

Lo mismo ocurre en los colegios. Para el día del Padre, he recibido en por lo menos dos ocasiones, las impresiones de las manos de algunos de mis hijos sobre sus tarjetas. Es lindo ver sus manitas tan pequeñas. Y cuando ellos van creciendo les da risa ver el pequeño tamaño que su mano tenía antes. Disfrutan no sólo ver el nuevo tamaño de sus manos, sino pararse frente a uno, que uno marque con la mano en el cuerpo su altura actual y luego ellos alejarse para ver a donde le llegan ya a su papá.

Pero la pregunta típica de un niño al ver las impresiones de sus manos sobre una cartulina es ¿Qué son todas es líneas papa? Se refieren a las líneas que al acercar nuestra mano a los ojos podemos ver. La piel en nuestras manos no es lisa. Tiene muchas líneas y mini surcos. Como las vemos tan seguido, dejamos de pensar en ellas. Una huella dactilar, es la impresión – de lo que los profesionales llaman crestas papilares – de un dedo sobre una superficie. Generalmente utilizan el dedo índice o el pulgar para fichar a alguien.

La autenticación biométrica es común en nuestros tiempos. Esta consiste – entre otras formas – en utilizar la impresión de nuestras huellas dactilares para el reconocimiento automático de una característica única, en este caso de nuestras huellas dactilares. ¿Cuántas millones de millones de personas existen en el mundo? Y sin embargo, ninguno tiene un set de huellas dactilares iguales, estas son únicas.

Único, es una palabra que quiero que guarde en su mente. Dios el creador nos diseñó a cada uno de nosotros para ser únicos. No existe nadie más en el mundo que sea exactamente igual a nosotros. Me parece algo muy triste que habiendo sido creados únicos, queramos vivir como copias idénticas de otras personas. Todos necesitamos modelos, pero nunca debemos ser copias. Sus huellas dactilares lo gritan en silencio, usted es único. Sea usted.

No me refiero a aquellos que dicen “Yo no vivo para complacer a nadie, yo sólo vivo mi vida. Si me quieren bueno, si no, que den media vuelta”. Imagine que eso dijera el Policía, que eso dijera el papá, la mamá, el jefe, el presidente, el maestro o el cocinero, el mundo sería un desastre. Viviríamos egoístamente, pensando sólo en nosotros, olvidándonos de los demás y atropellando sus vidas. Vivir así es olvidar la Regla de Oro de poner nuestro rostro en el rostro de los demás y de tratarlos como deseamos ser tratados.

Cuando le digo que usted es único y que sea usted. No me refiero a que viva como quiera, como si fuera el único mortal en esta tierra. Me estoy refiriendo a que lo que usted es y lo que proyecta sea uno. Si Dios lo creó único, no se convierta en una copia barata de otros. No viva el guion de su todo, imitando a quien admira o quien es su modelo. El momento que comienza a vivir el guion exterior de otra persona que usted admira, usted se convierte en un actor, esclavo del guion e incapaz de disfrutar la libertad de ser el mejor usted que puede ser.

Uno de mis amigos vende zapatos de la marca Adidas. Un día platicando sobre los zapatos originales y las copias o imitaciones, me contó que por algún lado existía la marca LAdidas. ¿Cuánta gente no habrá comprando esos zapatos pensando que eran Adidas cuando eran LAdidas? Las copias parecen iguales, pero nunca lo son. Siempre son inferiores en calidad, porque no son originales y por cierto, más baratos.

Cuando usted se comporta de cierta manera y proyecta una imagen de lo que usted no es, siempre va a vivir con el temor de que conozcan a su verdadero yo. ¡Qué estrés! Vivir todo el tiempo proyectando lo que no soy, actuando, aparentando y todo con el fin de ser aceptado. Creyendo que el valor es ser como alguien más – una copia –, cuando usted es original – único –.

Cuando nos olvidamos que somos únicos, nos convertimos en copias baratas, esclavizadas de un guion distinto para el que fuimos creados, para complacer a otros, que muy probablemente, también están viviendo para complacer a otros. Sea original, sea usted, sea auténtico, pretender ser alguien más, le producirá estrés, miedo y le robará las energías. El verdadero usted es con el que está más cómodo, es el estado natural de su persona y generalmente aparece cuando nadie lo ve.

Recuerde que no le estoy diciendo que viva como quiera, viva la Regla de Oro siempre, pero no viva aparentando ser lo que no es. Que lo que usted es y proyecta sean uno. En lo personal, la paz para ser lo que yo soy, es saber que existe un Creador, que yo soy su creación, que le pertenezco, que me creó para servirle, que soy un pecador y por su justicia condenado a muerte, pero que por su amor envió a Jesús a vivir la vida que no podía vivir y a cumplir con todos sus mandamientos y preceptos, para que muriera en la cruz en mi lugar. El lugar que me pertenecía ante Dios como pecador, lo tomó Jesús, él intercambió lugares conmigo para darme vida y libertad. He reconocido que soy un pecador, me he arrepentido de mis pecados, he creído que la obra de Jesucristo en la cruz me da el perdón de pecados, me libra de la condenación y me lleva a amarlo no por temor sino por gratitud. Y el día que muera no será mi fin, será el inicio de una eternidad junto a su lado. Eso me hace libre para vivir tranquilo, siendo yo, soy aceptado por Dios y no hay opinión más importante que esa. No soy una copia y aunque admiro y aprendo de muchos, soy yo, soy único. Mis huellas dactilares y mi rostro, lo gritan en silencio.

Esta es la cuarta meta de vida:
No sea una copia, ni aparente ser lo que no es, sea auténtico.

Este es su cuarto desafío:
Identifique todo aquello que está proyectando que no es usted. Cambie la proyección o cambie el interior. Pero asegúrese que su realidad interior y su imagen exterior, sean copias idénticas.

Lea los demás capítulos: Introducción12345678

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis los dos libros que lanzaré el 27 de Agosto de este año “Metas de vida” y el 14 de Febrero del 2016 “Me quiero casar”. Si no tiene los libros anteriores descárguelos gratis en www.emparejarse.com y en www.noviazgodealtura.com

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

auto knock outEl 27 de Agosto a las 10 de la mañana, lanzaré gratis mi tercer libro #MetasDeVida, acciones sin fecha de logro que transformarán su vida. Llegue a viejo satisfecho de haber vivido una vida espectacular.

En los próximos días previo al lanzamiento, estaré compartiéndole varios capítulos aún sin editar, para que pueda retroalimentarme sobre el mismo. Envíeme sus correcciones, comentarios o historias dando clic aquí Descárguelo completo el 27 de Agosto en www.librometasdevida.com

Cuénteles a sus amigos para que se suscriban a mi blog y reciban el mismo gratis. Puede utilizar los botones al final de esta publicación, para compartir el capítulo en su redes sociales.

*****

Auto Knockout

El 24 de Octubre del 2002, me senté en mi computadora a escribirle una carta a quien sería mi primera hija. Al final de la carta, le explico que exceptuando las primeras líneas, la carta será la misma ya sea que tengamos dos, tres o cuatro hijos. ¡Qué sabía yo que íbamos verdaderamente a tener cuatro hijos!

El primer par de mis hijos nació del vientre de mi esposa y el segundo par de mis hijos nació del corazón de nosotros por medio del milagro de la adopción. Quiero compartirle esa carta que sentado frente a mi computadora, escribí exactamente catorce días antes que naciera Ana Isabel.

Se las comparto sin editar, aunque seguramente tengo que escribir la versión 2.0 He aprendido más de la vida, he comprendido más a Dios, estoy más enfocado que nunca en Jesús y la obra redentora que efectuó en mi vida al intercambiar lugares conmigo y morir el justo por los injustos y darme la libertad de su justicia mientras pagaba el precio por mis pecados. Pero les comparto la versión 1.0 de la misma. Utilizo el “vos” que es característico de mi país Guatemala.

Ana Isabel:

Hoy es el 24 de Octubre del 2,002. Según la ginecóloga, la Dra. Doris Monterroso, vas a nacer el 8 de Noviembre o unos días antes o después. Esperar el nacimiento de un hijo que es un regalo de Dios es lo más bonito que uno puede experimentar. Yo tengo 26 años de edad y estoy feliz pues en el mes de Noviembre me gradúo de la universidad como Licenciado en Informática y Administración de Negocios y también como papá.

Quería aprovechar la oportunidad de escribirte aún sin conocerte, pues desde ya te amo. Le pido a Dios me ayude a ser un padre del que toda la vida podás sentirte orgulloso. Un padre que te guíe en el camino que Dios ha establecido para sus hijos en la Biblia, un libro que nunca debés dejar de leer y de meditar en él, pues si querés tener vida y paz en la tierra y luego recibir el regalo de la vida eterna, tenés que vivir de acuerdo a lo que Dios nos reveló en su palabra.

La confianza. Es algo que deseo que tengamos. Quiero ser alguien que pueda escuchar los asuntos de tu vida. Tanto los buenos como los malos, para poder aconsejarte y muchas veces consolarte.

El ejemplo. Ser un modelo en nuestra forma de hablar, en nuestro trato con los demás, en nuestros estudios y en todas las áreas de nuestra vida es lo que Dios desea de nosotros. Preocupáte por vivir conforme al corazón de Dios y a ser ejemplo todo el tiempo. Te comportarás de acuerdo a lo que leás, a lo que escuchés y con los amigos que tengás. Escojé estas tres cosas con sabiduría. Preguntáte siempre ¿Les convendría esto a mis hijos? Si la respuesta es no, entonces tampoco te conviene a vos.

El desarrollo. Todos en la tierra nacen con potencial, la diferencia es que muchos nunca desarrollan las habilidades que Dios les ha dado. Descubrí para qué tenés talento y procurá ser la mejor en ello. Medíte contigo misma, si ves a alguien mejor que vos, no lo envidiés, aprendéle todo lo que podás. El mejor desarrollo intelectual o profesional no sirve de nada si no se alcanza en Dios. No olvidés esto.

La madurez. Dios nos presta a los hijos por un tiempo para prepararlos y que así puedan formar su propia familia conforme a su corazón. Un día te vas a casar, pero la persona que escojás debe ser alguien cristiano quien tiene su fe en Dios y es ejemplo. Nunca te preocupés y pensés ya estoy grande y no tengo novio. Después de ser salva, la decisión más importante es quién será tu pareja. No tengás pena te ayudaremos con tu mamá enseñándote al respecto, para que seas una buena cristiana, esposa, madre, hija y amiga.

La lealtad. La lealtad es ser fiel sin importar las circunstancias. Debés ser fiel en primer lugar a Dios, en segundo lugar a tu familia. Tus abuelos, tus tíos pero principalmente a tus padres y a tus hermanos(as). Quienes siempre te recibirán con los brazos abiertos a pesar de tus errores, seremos nosotros. Apoyá a tus hermanos y ellos te apoyarán. Competir entre hermanos por ver quién es el mejor es lo que vos podés hacer para destruir nuestra familia, igualmente con tus primos o amigos. Entre familiares no nos comparamos ni competimos entre nosotros, nos apoyamos y nos gozamos con el éxito de los demás. Los problemas entre nosotros los arreglamos a puerta cerrada y lo más pronto posible. Si hablamos de nuestra familia, lo hacemos para resaltar lo bueno de cada uno de nosotros. Nos elogiamos en público, arreglamos nuestras debilidades y diferencias en privado. En tercer lugar debes ser fiel con los demás. Nunca hablés mal de otros y serás alguien en quien los demás pueden confiar.

La alegría. Quien está en Dios simple y sencillamente es alguien alegre. Alguien alegre cae bien porque quien ríe recibe sonrisas de regreso. Viví cada día con alegría. Esto sin Dios sí que no es posible. La actitud correcta en la vida es el 50% en todo. Viví cada día como si fuera tu último día. Cada momento aprovechálo y disfrutálo al máximo porque a veces no vuelven a repetirse. Que en cada etapa de tu vida podás decir, qué bien la he pasado.

La herencia. Que lo que yo te enseñe no se quede ahí. Que tus hijos, tus nietos, tus bisnietos, tataranietos y todos tus descendientes escuchen de mí y de lo que hoy te escribo pues a eso somos llamados, a formar familias conforme al corazón de Dios, que a su vez formen familias conforme a su corazón. Si en los siguientes años todos transmitimos a la siguiente generación lo que hemos aprendido, nos irá bien y cada vez habrá en la tierra más personas conforme al corazón de Dios. El dinero es importante pero no lo es todo, pero si heredamos el evangelio a nuestros descendientes, tendrán todo y el dinero será sólo algo extra.

El tocar el corazón. Nada toca más el corazón que las palabras emotivas, mejor aún si van respaldadas por la música y el canto. Tocar un instrumento y cantar te permitirá transmitir mensajes que cambiarán la manera de pensar de muchos. La mejor manera de predicar hoy en día es ser un cantante, un músico y un poeta. Si aprendés algo, aprendé a tocar un instrumento, a cantar y a escribir letras que hablen al alma. Qué sería del mundo si hubiera más personas así. La clave es un poquito todos los días. Luego de muchos días de hacer algo, se llega a ser bueno en todo.

El temor. Con esto termino. Hasta el hombre más alto, fuerte y apuesto se paraliza frente al temor. En esta vida los valientes salen adelante, los que tienen temor de qué van a decir o pensar los demás, ya fracasaron. Vos dale. Total el éxito se construye bajo una base de muchos fracasos. Cada vez que fracasés en algo, has aprendido una forma de cómo no volver a hacer las cosas. El consejo, la preparación y el vencer el temor, te darán éxito en la vida.

Te cuento que a excepción de las primeras palabras de esta carta, lo mismo les escribiré a tus hermanos que Dios mande al mundo en un futuro. Sólo sabé que sean dos, tres o cuatro hijos los que Dios nos regale a tu mamá y a mí, a todos los amaré igual y serán especiales para nosotros.

Será un gusto cuidarte, amarte, desarrollarte secularmente y espiritualmente y sobre todo, verte formar una familia conforme al corazón de Dios e impactar vidas con la tuya.

Te quiero,

Alex.
Tu papi

Cuando le hablo del desarrollo a Ana Isabel le digo: “Descubre para qué tienes talento y procurá ser la mejor en ello. Medíte contigo misma, si ves a alguien mejor que tú, no lo envidiés, aprendéle todo lo que podás.”

Cuando le hablo de la lealtad a Ana Isabel le digo: “Apoyá a tus hermanos y ellos te apoyarán. Competir entre hermanos por ver quién es el mejor es lo que tú puedes hacer para destruir nuestra familia igualmente con tus primos o amigos. Entre familiares no nos comparamos ni competimos entre nosotros, nos apoyamos y nos gozamos con el éxito de los demás.”

Hay quienes piensan que este mundo es un ring de boxeo. Un ring en el que todos son mis oponentes. Un ring en el que o gano o pierdo. Si yo gano, todos pierden. Si otro gana, yo soy de los que pierden. Buscan ser los mejores en el colegio, en la universidad, en el gimnasio, entre sus hermanos de sangre, con sus vecinos. Les llaman personas altamente competitivas. Creo más bien que son personas altamente preocupadas y que encuentran valor sólo en los logros y si llegan a ser un segundo lugar, es el fin del mundo.

Créame, no estoy en contra de aquellos que quieren ganar una competencia. De hecho no me pierdo ningún mundial de foot ball. Mi país Guatemala nunca ha ido a un mundial y guardamos las esperanzas. Pero entre los que juegan le voy a Argentina y a Brasil. Existen deportes y desafíos personales en donde alguien quiere ser el primero. Pero luego de ganar, sólo queda una pregunta ¿Cuánto tiempo más podrá ser el primero cuando millones de personas practican el mismo deporte y sueñan con la misma gloria? La presión comienza a aumentar, más aún si se le hincha la cabeza al ganador y se vuelve una persona arrogante olvidando que es un simple mortal, se cree un poco menor que Dios.

Mi amigo Willy González, cantante de música Urbana y más conocido por su nombre artístico “Redimi2”, lo expresó claramente en una publicación en su Instagram, en donde escribió: “Hay muchos luchando por ser el número uno. Y en su lucha absurda, son capaces de cualquier cosa, con tal de alcanzar el lugar que según ellos les pertenece. Tratar de ocupar el lugar de otros es una causa perdida. Es mejor descubrir tu propósito y dar lo mejor en el lugar que te corresponde. No te aseguro que serás el número uno, pero sí serás único. Eso tiene más relevancia, porque los número uno un día serán tres o cinco. Pero los únicos, siempre serán únicos”.

Grábese lo siguiente: La competencia más importante, es la competencia que debe mantener contra usted mismo. Usted debe competir contra usted mismo. Usted debe ser su única competencia.

Un día hablando con Javier Arriola – uno de los creativos en La Fráter – preparábamos unos textos para poner en unas mantas que estarían en el gimnasio del Liceo Fráter. Estos fueron algunos de los pensamientos que surgieron de esa reunión: “No se trata de que usted sea mejor que otros, sino que el usted de hoy, sea mejor que el usted del ayer.” Otro concepto que surgió fue: “El que juega para hacerse grande a sí mismo, será un vencedor momentáneo. El que juega para hacer grande a su equipo, será un vencedor de por vida.”

El mundo no es ring y todo ser humano su contrincante. Es probable que usted llegue a ser el mejor en su área de especialización, pero si ve a los demás como sus contrincantes, ya está perdido. Su valor radica en su desempeño, que un día, tarde o temprano, será superado por alguien más. Los aplausos que recibía, ahora serán trasladados al que logró la nueva hazaña. ¿Y su valor? Si su valor radica en sus logros, ahora usted no vale nada. Sólo quiere conseguir una pistola cargada y dejar de sufrir esta miserable existencia, cuando ¡fue un ganador!, ¡logró grandes hazañas!, pero olvidó ver que la vida es una carrera de relevos, en donde detrás de uno bueno viene otro mejor.

No podemos ver el mundo como un ring, podemos participar de competencias, pero las competencias no deben determinar nuestra existencia. Porque si perdemos estaremos perdidos, resentidos y sin ganas de seguir viviendo. Y seguro, muchas veces perderemos. Ya llegará el tiempo de hablar sobre los fracasos en otro capítulo.

Su competencia, es usted. No busque ser el primero, sino ser el mejor usted. Y es muy probable que un día llegue a ser el primero de todos y luego a su debido tiempo, por distintas variables en la vida, deje de serlo y esto no afecte en nada su auto estima. ¿Por qué? Porque seguirá buscando convertirse en la mejor versión posible que usted pueda ser. Todo primer lugar, jamás permanece para siempre el primero. Siempre vendrá otro primero y un mejor primero.

Todo primer lugar puede disfrutar el lugar, sabiendo que un día será de otro. Que los aplausos del público son importantes, pero no determinantes. Que es en el silencio de la reflexión responsable de esta corta existencia, en que sabemos que a pesar que podemos lograr cosas grandes, a la vez somos simples mortales, que podemos morir en cualquier momento, pero seguiremos viviendo en las mentes y corazones de aquellos que toquemos. ¿Qué mayor cosa que inspirar y a su tiempo dejar un legado a través de la vida de otros?

Si llega a ser un número uno, recuerde lo que le he dicho. Pero sobre todo viva con los pies sobre la tierra. Ahora y no si llega a ser un número uno, sea una persona humilde. Aquella persona consciente de sus capacidades y consciente que no es un súper hombre. Claro lo pone la Biblia cuando nos da la clave para ser personas que caemos bien y tratamos bien a los demás: Filipenses 2:3 “No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. 4 Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás.” Trate a los demás como superiores a usted mismo, eso es ser humilde y no vivir alardeando de nuestras hazañas, creyéndonos más que los demás.

Quien vive para competir y ser el primero o me muero, morirá triste y peleando con los demás. Ver el mundo como un ring y a todo ser humano como un contrincante, no es lo mejor. Súbase al ring de boxeo, pero en el que pelea usted contra usted mismo. Auto sáquese fuera de combate y cree una mejor versión de usted. La clave no es pelear contra otros, es pelear contra usted mismo, es hacerse un auto knockout. Quien vive para convertirse en su mejor versión posible y dejar un legado, morirá tranquilo, habiendo disfrutado los altos y bajos que la vida nos presenta.

Esta es la tercera meta de vida:
Compita contra usted mismo, conviértase en su mejor versión posible.

Este es su tercer desafío:
No vea a los demás como su competencia. Véalos como modelos de los que debe aprender de lo que a usted le falta, para convertirse en su mejor versión.

Lea los demás capítulos: Introducción12345678

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis los dos libros que lanzaré el 27 de Agosto de este año “Metas de vida” y el 14 de Febrero del 2016 “Me quiero casar”. Si no tiene los libros anteriores descárguelos gratis en www.emparejarse.com y en www.noviazgodealtura.com

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

amigos desde kinderEl 27 de Agosto a las 10 de la mañana, lanzaré gratis mi tercer libro #MetasDeVida, acciones sin fecha de logro que transformarán su vida. Llegue a viejo satisfecho de haber vivido una vida espectacular.

En los próximos días previo al lanzamiento, estaré compartiéndole varios capítulos aún sin editar, para que pueda retroalimentarme sobre el mismo. Envíeme sus correcciones, comentarios o historias dando clic aquí Descárguelo completo el 27 de Agosto en www.librometasdevida.com

Cuénteles a sus amigos para que se suscriban a mi blog y reciban el mismo gratis. Puede utilizar los botones al final de esta publicación, para compartir el capítulo en su redes sociales.

*****

Amigos desde Kinder

Durante trece años pasé esperando la libertad que me daría graduarme del colegio. El tiempo en el colegio es algo demasiado especial. Un lugar seguro en donde hay personas responsables de nosotros. Todos los días son predecibles. Conocemos la rutina. Dormirnos temprano, despertar temprano, arreglarnos, desayunar, cepillarnos los dientes y transportarnos al colegio. Lo mismo durante un día normal de colegio.

Sabemos las materias que nos tocan – siendo probablemente de las que más disfrutaba – música, computación, educación física y recreo – aunque recreo no es una materia, creo que es lo que mejor tiene cualquier colegio. La libertad para escoger qué y con quién jugar, sin que nos lo enseñen aprender sobre liderazgo, injusticias, pleitos, reconciliaciones, compasión y a reír y jugar con piedras, tierra o tan sólo perseguirnos corriendo por todo el colegio. Recreo fue en la que mejor me fue –.

Sabemos qué clases son aburridas porque el maestro es malo y las que son tormentosas porque el contenido es complicado. Sabemos qué maestro es al que una simple pregunta de un alumno estratega, puede desviarlo completamente con su respuesta del contenido asignado, para divagar y disfrutar del no hacer nada.

Sabemos del alumno que siempre sale con un chiste y nos hace reír a todos aunque termine castigado, ese chiste no podía quedar guardado entre el pecho y la espalda de nuestro amigo. Ese chiste debía vivir para traer alegría a los compañeros de clase. Conocemos la alegría del timbre al final de la jornada del día y sobre todo la mega alegría incontenible, del último día de clases del ciclo escolar.

Durante trece años pasé esperando la libertad que me daría graduarme del colegio. ¡Qué tan equivocado estaba! Si pudiera regresar el tiempo reiría más, jugaría más, haría más amigos, tomaría más fotos, organizaría más actividades fuera del colegio y lloraría de nuevo el hecho que en mis tiempos no existía el Internet, ni Wikipedia, ni el Rincón del Vago, ni Buenas tareas. Sobre todo lloraría al saber que hay personas que creen que dictándonos contenido y haciendo exámenes – que en muchos casos, ni ellos pueden responder con cierta ayuda –, hacen que uno aprenda y esté preparado para la vida.

Estaba tan equivocado. Yo me gradué del colegio en 1993. Fue la segunda promoción del colegio en donde estudié toda la vida desde Kinder hasta Quinto Bachillerato – nombre que reciben los grados en Guatemala – o por lo menos cómo se llamaban en aquel entonces.

Han pasado casi 22 años desde ese mes de Octubre en que me gradué. Hoy en día los que se gradúan tienen una gran ventaja con la que fue mi promoción. En esa época no existían ni los teléfonos celulares, ni el Internet, ni mucho menos Facebook. Nadie estaba conectado con otros a menos que tuviera un papel y lápiz para anotar los nombres, apellidos y números de teléfono de los amigos. Era la época en la que uno se sabía de memoria el número de teléfono de las personas más importantes en la vida de uno ¿Cuántos sabe usted de memoria hoy? Pero logramos mantenernos en contacto con la mayoría. Sólo uno anda perdido, se llama Gabriel y de apodo le decían: “Chiflón”. Si usted lo conoce, hay me escribe para contarme. Fue un buen amigo.

A pesar de los casi veinte dos años que han pasado, el viernes pasado nos juntamos en un restaurante con siete de los veinte amigos que nos graduamos. La pasamos muy alegre con aquellos que tenía por lo menos más de seis meses de no verlos y antes de la penúltima vez que los vi, dos años sin verlos. Al finalizar la reunión y cuando llegué a mi casa, encontré una foto que publicó uno de los presentes, todos sonrientes en la foto y en la descripción había puesto: “¡Las amistades más puras! Las amistades del colegio”.

Cuando les hablo a los alumnos del Liceo Fráter – el colegio que fundó la Fráter, la iglesia en la que me congrego – siempre les recuerdo que los amigos del colegio serán amigos para siempre. Les hago énfasis en que en el futuro unos serán más exitosos que otros, unos ocuparán mejores puestos que otros, unos probablemente llegarán a ser reconocidos en la sociedad, pero siempre serán compañeros de colegio. Con los compañeros de colegio tenemos tanto en común, tantas vivencias compartidas y tantos recuerdos que nos une algo poderoso. Y aunque nos dejemos de ver por años, siempre que nos volvemos a ver, es como si nunca nos hubiéramos dejado de ver. No son amigos perfectos, pero por eso son grandes amigos, porque imperfectos como son, son nuestros amigos. Conocemos sus debilidades de carácter, su personalidad, sus vicios, pero siguen siendo nuestros amigos queridos. No necesitan ser perfectos para ser amados, son amigos.

Un día almorzando en Pollo Campero – un restaurante famoso en Guatemala por vender el mejor pollo frito – me encontré cuando iba saliendo a uno de mis amigos del colegio que hace mucho no lo veía. Su carácter es fuerte, dice lo que piensa, es muy alto y a cualquier persona que no lo conoce lo intimidaría su presencia. A mí no, yo estudié con él desde Kinder. Estaba sentado con una amiga a la que no conocía y después de saludarle le dije a ella bromeando: “A este amigo le puedo dar un beso en la mejilla – el saludo en Guatemala entre hombres consiste en darse la mano. Beso se acostumbra a dar generalmente sólo entre padres e hijos – pues lo conozco desde Kinder. Y aunque no lo veo seguido lo quiero mucho.” A mi amigo sólo se le dibujaba una gran sonrisa en el rostro. Amigos desde Kinder, son aquellos amigos que nos enseñan que debemos tener amigos por convivencia y no sólo por conveniencia.

Hoy en día el famoso “Networking” – el establecimiento de contactos profesionales para poder tener un círculo amplio de aquellos que nos ayuden a salir adelante en la vida en cualquier momento en que los necesitemos – ha llegado a convertirse en ¿Quién me conviene como amigo para sacarle algo en el futuro? Las amistades cada vez son más plásticas, superficiales y transaccionales. Yo le doy algo, sólo si él me da. Yo sólo ayudo, al que me puede ayudar de regreso. Y cuando la persona deja de ser útil para mis fines o mis planes, ya no le respondo los correos, ni le contesto el celular, ni sus mensajes de texto.

Por eso los amigos del colegio son de las amistades más puras. En el sentido de que somos amigos hasta la muerte por la convivencia que mantenemos antes que por la conveniencia. Un amigo puede darnos mucho, pero no nos hacemos amigos de él para que nos dé. Nos hacemos amigos para dar, no para recibir. Pero el que da, siempre va a recibir a cambio, comenzando porque le queda a uno la satisfacción de dar sin esperar recibir.

Para graduarme de licenciado en mayo del dos mil dos, me faltaba un único documento, mi constancia de cierre de pensum de la universidad. Yo no sabía que necesitaba ese documento para graduarme en esa fecha. Cuando estaba en Registro, recibí la mala noticia: “Si no me trae ese documento hoy, no podrá graduarse en mayo sino hasta noviembre”. Salí corriendo hacia Control Académico. Lugar en el que me recibió una joven con una actitud como si llevara estreñida durante dos semanas y su novio le acabara de decir que es la única mujer que queda en este mundo. Su arrogancia y mal trato desmoronaron mis aspiraciones de graduarme en el mes de mayo. Terminó diciéndome: “Le puedo dar un constancia de cierre de pensum en una semana”. No sabía si llorar o ¡hacerla llorar! Me di la vuelta y cabizbajo comencé a caminar tratando de auto motivarme. De pronto me recordé. Uno de mis amigos en el grupo de jóvenes trabajaba en la Universidad. El tocaba el bajo en la iglesia y yo el piano. Habíamos compartido no muchas veces, pero las veces en que habíamos compartido, había sido una relación de convivencia pura y nada por conveniencia. Llamé a otro amigo de la iglesia y le pregunté el cargo que este amigo ocupaba en la universidad. Mi salvación, era el ¡Director de Control Académico! Regresé con la jovencita que me inspiraba vomitar por su actitud y muy cortésmente le pregunté si se encontraba el Licenciado Samayoa. César me recibió en su oficina con una sonrisa. Luego de platicar de todos los buenos recuerdos que teníamos del grupo de jóvenes, me preguntó en qué me podía ayudar. Le conté la historia. Se levantó de su lugar y fue a dar ciertas instrucciones. Unos minutos después, ingresó de nuevo la inspira vómitos – por su crueldad y poder de destrucción sobre mi vida minutos antes –, pero esta vez venía sonriente y traía en sus manos unos documentos los que le entregó a César. El firmó los mismos, me los entregó y me dijo: “Ya te podés graduar”.

Proverbios 18:24 “Hay amigos que llevan a la ruina, y hay amigos más fieles que un hermano.” ¿De cuál de los dos escoge ser usted?

Proverbios 27:10 “No abandones a tu amigo ni al amigo de tu padre. No vayas a la casa de tu hermano cuando tengas un problema. Más vale vecino cercano que hermano distante.” Este pasaje en la Biblia nos anima a ir cerca con el amigo o el amigo de nuestro padre cuando tenemos problemas, antes de ir con un hermano que vive lejos. Eleva la amistad a una relación de familia en el momento de crisis. Pero note la palabra amigo. Existe una relación previa con nosotros o con nuestros padres, basada no en la conveniencia sino en la convivencia.

Esta es la segunda meta de vida:
Establezca relaciones duraderas basadas en la convivencia y no sólo en la conveniencia.

Este es su segundo desafío:
Sea amigo siempre, no sólo cuando necesita de otros. Trate a todos por igual y me refiero a cualquier persona con la que usted sostenga cualquier tipo de conversación.

Lea los demás capítulos: Introducción12345678

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis los dos libros que lanzaré el 27 de Agosto de este año “Metas de vida” y el 14 de Febrero del 2016 “Me quiero casar”. Si no tiene los libros anteriores descárguelos gratis en www.emparejarse.com y en www.noviazgodealtura.com

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

clonesEl 27 de Agosto a las 10 de la mañana, lanzaré gratis mi tercer libro #MetasDeVida, acciones sin fecha de logro que transformarán su vida. Llegue a viejo satisfecho de haber vivido una vida espectacular.

En los próximos días previo al lanzamiento, estaré compartiéndole varios capítulos aún sin editar, para que pueda retroalimentarme sobre el mismo. Envíeme sus correcciones, comentarios o historias dando clic aquí Descárguelo completo el 27 de Agosto en www.librometasdevida.com

Cuénteles a sus amigos para que se suscriban a mi blog y reciban el mismo gratis. Puede utilizar los botones al final de esta publicación, para compartir el capítulo en su redes sociales.

*****

Capítulo #1 – Un mundo de clones

Hoy en día, nuestros celulares son inteligentes y tienen la capacidad de tener almacenada cualquier cantidad de música, toman fotos, graban video y audio y con tantos Apps disponibles, podemos hacer lo que queramos.

Cuando yo era niño, todo lo que hoy en día hace un teléfono inteligente, lo hacían distintos aparatos y con muchas limitaciones.

Para escuchar música antes se utilizaban para grabar la música y luego reproducirla los discos de vinilo, luego los casetes, luego los CDs y ahora todo es digital. Se compra, se descarga y listo. Ahora nuestros teléfonos se conectan vía Bluetooth e inalámbricamente transmiten el audio a las bocinas.

Las fotos eran otro aparato más. Se utilizaban cámaras, a las que se les ponía un rollo fotográfico de 35 milímetros. Cuando se terminaba el rollo, debía sacarse el mismo de la cámara y llevarse a un centro de revelado. Al inicio se tardaban mucho en revelarle las fotos a uno, luego la maravilla era que en una hora se las entregaban impresas. Ahora tomamos la foto y de una vez ¡listo! La podemos ver y repetir cuántas veces queramos.

A Ana Isabel – mi hija mayor que nació en Noviembre del 2002 – todavía le tomamos fotos con una cámara que utilizaba un rollo fotográfico. Pero cuando ya tenía unos dos años compramos con Aixa nuestra primera cámara digital. Tenía atrás una mini pantalla en donde se veía la fotografía. Era una maravilla para la época. Le tomábamos la foto a Ana Isabel e inmediatamente podía verse. Un día le tomamos unas fotos pero con la cámara de rollo. Ella todavía no hablaba y pidió verse, la miraba por todos lados y como no tenía pantalla y no encontró su foto, se puso a quejarse y a lloriquear. ¿Cómo han cambiado los tiempos?

Para uno grabar su voz, antes debía colocar un audio casete en una grabadora y presionar a la vez los botones Play y Rec. Y para terminar de grabar, presionaba el botón de Stop. Todavía tengo algún audio casete en algún lugar de mi casa, en donde hay una grabación cuando éramos muy pequeños con mi mamá y mis hermanos Jorge y Checha, el mayor y el menor.

Pero a pesar de todos los avances tecnológicos y que ahora cualquier puede grabar un vídeo o tomase una foto solo – una selfie –, todavía se siente extraño cuando nos escuchamos hablar o nos vemos en un vídeo. Como que no fuéramos nosotros. Porque básicamente el tiempo que pasamos despiertos, pasamos viendo el rostro de los demás y no viendo nuestro rostro, escuchando a los demás tal cual suenan y no escuchándonos a nosotros como nos escuchan los demás.

¿Cuántos minutos al día ve su rostro? Si es hombre, lo muy probable es que en la mañana al despertarse, si entra al baño a lo largo del día y listo. Las mujeres sí ven su rostro muchas más veces, pero aun así, no se compara para nada con el tiempo que pasan viendo el rostro de los demás.

La primera meta de vida tiene que ver el rostro. ¿Cómo así? El mundo selfie, gira alrededor de mi rostro, de mi persona. Yo estoy al centro, todo el mundo está a mí alrededor. ¿En quién pensamos todo el tiempo? En nosotros. La primera meta de vida, es muy distinta.

Jesús enseñó algo que no lo inventó él, sino que ya se enseñaba desde tiempos aún más antiguos. Pero se enseñaba en su versión pasiva. Se decía: “No traten a los demás, como no quieren que ellos los traten a ustedes”. Esta versión ha sido llamada también La Regla de Plata. ¿Por qué es una versión pasiva? Porque el énfasis está en el “no”. En no hacer y en no tratar a otros, como no queremos que nos traten. No nos llama la acción, sino a limitar la acción que produce en otros, lo que no queremos que ellos produzcan en nosotros. Este pensamiento va de la mano con todos aquellos que dicen: “Yo no me meto con nadie, que nadie se meta conmigo”. Ellos viven La Regla de Plata.

Pero Jesús vino y le dio un giro a esta enseñanza. Para Jesús no lastimar no basta, no hacer el mal no basta. No es suficiente no hacer el mal, sino que somos llamados a hacer el bien. Las palabras de Jesús están registradas en la Biblia en el libro de Mateo 7:12 “Así que en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes. De hecho, esto es la ley y los profetas.”

Jesús viene y le da un giro total a la enseñanza de aquel tiempo y que hoy conocemos como la Regla de Oro. ¿Qué fue lo que dijo Jesús? No dijo: “No traten”, que denotaba pasividad y evitar hacer daño. Él dijo: “Traten”, que denotaba acción.

Y es que no basta con no hacer el mal, somos llamados a hacer el bien. No basta con no lastimar a alguien, somos llamados a curar al herido. No basta con no robar, somos llamados a ser generosos con el necesitado. No basta con no ofender, somos llamados a dar palabras de ánimo. No basta con no matar, somos llamados a llevar vida a los que están muriendo y consuelo a los que han perdido un ser querido. Ante las necesidades de este mundo podemos ser pasivos o activos. Podemos evitar hacer daño o hacer el bien. Evitar hacer daño es un mundo selfie, hacer el bien es un mundo de clones. ¿Cómo así?

La Regla de Oro entonces, es todo el tiempo tratar a los demás como deseamos ser tratados. En otras palabras, póngales su rostro a los demás. Imagine que toda la humanidad es su clon y cada vez que trate a cualquier persona ve su rostro en el rostro de esa persona. Póngase en el lugar de otros en cualquier situación y trátelos como si usted estuviera del otro lado, como si usted fuera la otra persona.

Somos muy prontos para juzgar y generalmente sin conocer los detalles. Stephen R. Covey en el libro: “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, enseñó que el 5to hábito consiste en: “Procure primero comprender y después ser comprendido”. Covey enseña que primero debemos comprender completamente el punto de la otra persona, no escuchar pensando en hablar, sino escuchar buscando comprender, para entonces y sólo entonces, hablar y buscar ser comprendido.

¿Qué quisiera usted cuando se enoja? Que el otro comprenda sus motivos, para que cambie su conducta por completo. Usted sólo quiere ser comprendido. Cuántos problemas no nos ahorraríamos si tratáramos a los demás como deseamos ser tratados en el arte del escuchar. Porque las relaciones se basan en hablar y escuchar. Eso hacemos todo el día. O en persona, o por teléfono o por Internet. La mayoría de problemas entre amigos, entre esposos, entre compañeros de trabajo o entre padres e hijos, tiene que ver en que no nos tratamos como deseamos ser tratados, ni en el escuchar, ni en el hablar.

Póngale su rostro al rostro de los demás, véalos y trátelos como si fueran su clon, como si fueran una copia de usted. ¿Asegurará esto que ellos lo tratarán de regreso como usted desea ser tratado? Muchas veces no. Y este es el desafío de vivir la Regla de Oro que enseñó Jesús. “Tratar a los demás tal y como queremos que ellos nos traten a nosotros” no tiene nada que ver en lo absoluto con cómo nos traten ellos a nosotros. En otras palabras, La Regla de Oro consiste en tratar en todo a los demás como queremos que ellos nos traten a nosotros, aunque ellos no nos traten de la misma manera. La Regla de Oro es una calle de una sola vía. Tratamos como deseamos ser tratados, sin importar cómo nos traten.

En un mundo selfie, yo soy el centro de todo, yo vivo para mí. En un mundo de clones, los demás son el centro de todo. Yo vivo pero no sólo para mí, yo tomo en cuenta a otros. En un mundo de clones, yo pongo mi rostro, en el rostro de los demás y los trato como si fuera yo.

Esta es la primera meta de vida: Ponga su rostro en el rostro de los demás y trátelos como usted desearía ser tratado por ellos. Viva La Regla de Oro y vívala hasta el día de su muerte. Su vida tocará a muchos y dejará su mundo, el mundo en el que se mueve, muy distinto al que recibió. ¿Vida selfie o vida clon?, ¿Cuál escoge?

Lea los demás capítulos: Introducción12345678

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis los dos libros que lanzaré el 27 de Agosto de este año “Metas de vida” y el 14 de Febrero del 2016 “Me quiero casar”. Si no tiene los libros anteriores descárguelos gratis en www.emparejarse.com y en www.noviazgodealtura.com

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

metasEl 27 de Agosto a las 10 de la mañana, lanzaré gratis mi tercer libro #MetasDeVida, acciones sin fecha de logro que transformarán su vida. Llegue a viejo satisfecho de haber vivido una vida espectacular.

En los próximos días previo al lanzamiento, estaré compartiéndole varios capítulos para que pueda retroalimentarme sobre el mismo. Envíeme sus correcciones, comentarios o historias dando clic aquí Descárguelo completo el 27 de Agosto en www.librometasdevida.com

Cuénteles a sus amigos para que se suscriban a mi blog y reciban el mismo gratis. Puede utilizar los botones al final de esta publicación, para compartir el capítulo en su redes sociales.

*****

Introducción

El 14 de Febrero del 2014 y del 2015, lancé mis primeros dos libros. Ambos de forma gratuita y por descarga electrónica. Mi anhelo siempre fue escribir y compartir lo que he aprendido en estas casi cuatro décadas de vida.

Mi primer libro #Emparejarse, cómo conseguir un novio o una novia espectacular, busca salvar su matrimonio mucho antes de comenzar un noviazgo. Fue descargado el primer día por 12,270 personas, la primera semana por 56,713 y a la fecha lleva más de 153,000 descargas. Si aún no lo tiene, descárguelo gratis en www.emparejarse.com

Mi segundo libro #NoviazgoDeAltura, cómo vivir un noviazgo espectacular, busca que usted no arrastre basura de su noviazgo a su matrimonio. Fue descargado el primer día por 17,273 personas y a la fecha lleva más de 92,000 descargas. Si aún no lo tiene, descárguelo gratis en www.noviazgodealtura.com

Lo más impactante no han sido las descargas, sino los testimonios que recibo como el de Sandra: “Dios lo bendiga, sus dos libros han sido de mucha bendición a mi vida y me salvaron de un noviazgo desastroso y espero el próximo libro. ¡Dios lo bendiga!” y el de Adriana: “¡Qué buen libro! Lo leí en una tarde y la verdad, me abrió muchos los ojos. Todo lo que nos ahorramos teniendo en cuenta lo que dice el libro”.

Esta primera serie de libros y que continuará con #MeQuieroCasar que estará disponible el 14 de Febrero del 2016 – y luego probablemente con dos libros más – ha sido muy satisfactoria. Paralelo a estos libros que seguiré lanzando cada Febrero hasta terminar la serie de Noviazgo, estaré lanzando cada 27 de Agosto – día de mi cumpleaños – un nuevo libro con diferentes temas que también me apasionan y conozco.

Lo que ahora lee, es el fruto de esta nueva aventura. Lo lanzaré precisamente el día en que cumplo 39 años. Gracias por decidir viajar conmigo en este diálogo mental y de reflexión, entre usted y yo. Lo espero cada 14 de Febrero y 27 de Agosto para leer lo más reciente que estaré publicando. Bienvenido a esta nueva temática de libros, bienvenido a #MetasDeVida.

He estado sentado frente a personas que económicamente lo tienen todo. Cuando le digo todo, es todo. Casa inmensa en la ciudad, casa en el puerto, casa en Miami, casa en Houston, los hijos estudiando en el extranjero y todas las comodidades que el exceso de dinero brindan. Pero he visto en sus ojos los ojos de la soledad, la depresión, la falta de propósito y la indiferencia ante morir o continuar viviendo. Estas personas tienen todo y más de lo que cualquier simple mortal anhelaría algún día tener. Pero a pesar que están vivos, no tienen vida.

Hace muchos años leí: “El que no tiene metas ya llegó”. ¡Qué frase tan directa! Cuando no se tienen metas cualquier oportunidad es una buena oportunidad, cualquier carrera universitaria es buena, cualquier persona guapa es una opción para ser nuestra pareja, cualquier ofrecimiento de trabajo es bueno, cualquier negocio vale la pena y se acepta con los ojos cerrados.

Las metas son poderosas porque nos obligan a definir un destino, nos permiten visualizarnos en el futuro celebrando el logro, nos permiten trazar la ruta y dividir el viaje en pequeñas gradas que terminan llevándonos a lo largo del tiempo y con la disciplina diaria y constante, al techo del edificio más alto del mundo. Y cuando llegamos y vemos hacia atrás, no se siente que haya sido un gran esfuerzo el entregado, aunque sabemos que sí fue así. Poco a poco, mordida a mordida, cualquiera se come solo, una vaca. Y ese es el poder de la metas. Vivir sin metas es como disparar al aire, vivir con metas comienza por definir el blanco.

Existen tres tipos de metas. Metas a corto, mediano y a largo plazo. Algunos dicen que las metas a corto plazo son las que se establecen a un año, las de mediano plazo de 1 a 5 años y las de largo plazo de 5 a más años. Pero en este libro no quiero hablarle ni de metas a corto, ni a mediano, ni a largo plazo. Quiero hablarle acerca de Metas de Vida. Aquellas que todos debemos vivir sin fecha de logro, porque son continuas.

Las #MetasDeVida nunca se alcanzan, nunca se celebran, nunca se olvidan y nunca se guardan en secreto. Existen para ser compartidas entre amigos, parientes y extraños. O nos acompañan hasta la muerte o no son #MetasDeVida. El fruto de vivirlas es paz en mi interior, paz en la sociedad y paz para con Dios.

Decidí estudiar en un Instituto Bíblico en Estados Unidos, estudié y me gradué. Alcancé una meta. Decidí estudiar en la universidad Administración de Empresas y saqué una licenciatura. Es más, me gradué dos días después de haberme graduado de papá, cuando nació Ana Isabel mi hija mayor. Descubrí que mi pasión era liderar, ser un estratega y crear y administrar sistemas y estudié una Maestría en Administración de Empresas con Especialización en Estrategia. Otra meta alcanzada. Decidí enganchar junto con mi esposa nuestra primera casa y lo hicimos. Decidí correr mi primera carrera de diez kilómetros a los 15 años de edad y lo hice. Decidía escribir un libro y llevo tres. Metas, metas y metas… ¿Cuántas metas se ha establecido usted? Estas se establecen, se planifican, se ejecutan, se alcanzan, se celebran y se olvidan. ¿Y luego qué?, ¿Más metas? Y luego ¿Más metas?

Todo el mundo nos habla sobre el cómo alcanzar, pero no sobre el cómo vivir. La mayoría de las universidades cada vez más y más imparten el conocimiento más profundo, producto de la investigación, la experimentación, consultorías y más. Pero cada vez imparten más conocimiento y menos sabiduría. Enseñan cómo hacerla en la vida, pero no cómo vivir la vida. ¿El resultado? Gente que llega a tenerlo todo y no tiene nada. Gente que cree que tenerlo todo será el oasis que nunca se seca y que vive sólo para ello Gente que trabaja por establecerse metas, alcanzarlas y corre y va de nuevo. Pero no tienen propósito más allá de sus metas. Yo quiero que usted tenga metas, pero que viva más allá de las metas a corto, mediano y a largo plazo. Quiero que se establezca #MetasDeVida.

No quiero que usted llegue como algunos millonarios que lo han alcanzado materialmente todo, como aquellos actores de cine que han ganado todo o como aquellos cantantes mundialmente reconocidos que lo tienen todo, pero que se mueren solos y en la miseria de un palacio de oro. El dinero, el tener y el alcanzar no lo es todo. Es un excelente y buen extra, pero no el fundamento.

Si la casa de nuestras vidas se construye sobre la arena de las metas, cuando vengan los ríos y los vientos será grande su ruina. Pero si se construye sobre la roca de las metas de vida, nada podrá siquiera moverla y saldrá victoriosa ante cualquier prueba.

Mi anhelo es que en este libro, usted conozca las acciones sin fecha de logro, que transformarán su vida y que le acompañarán hasta el día de su muerte. Comencemos.

Alex López
www.alexlopez.org
Guatemala 1 de Junio, 2015.

P.D. Por favor, ayúdeme compartiendo esta publicación en sus redes sociales, con los botones al final de la misma. Así muchos más conocerán las acciones sin fecha de logro que transformarán su vida.

Lea los demás capítulos: Introducción12345678

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis los dos libros que lanzaré el 27 de Agosto de este año “Metas de vida” y el 14 de Febrero del 2016 “Me quiero casar”. Si no tiene los libros anteriores descárguelos gratis en www.emparejarse.com y en www.noviazgodealtura.com

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

rick warrenAprecio mucho, entre otros, a cantantes como Funky, Alex Zurdo y Redimi2. Son personas que aman a Dios, rapean y cantan, pero sobre todo proponen y basado en la Biblia. Sus canciones las catalogo como una predicación que resume los puntos principales de un sermón.

Hoy, Redimi2 me tagueó en una de sus publicaciones en Instagram. El diseño que publicó contenía una cita del Pastor Rick Warren que nunca había leído. Una cita que es completamente apropiada para los tiempos que estamos viviendo.

En esa cita el Pastor Warren habla sobre dos mentiras que la cultura ha aceptado. La primera mentira tiene que ver con estar en desacuerdo con el estilo de vida de otras personas. Para muchos, estar en desacuerdo con el estilo de vida de otros y tan sólo verbalizarlo, es sinónimo de que les tenemos miedo o que los odiamos.

La segunda mentira que el Pastor Warren dice que la cultura ha aceptado, es que para amar a alguien, debemos estar de acuerdo con todo lo que otros creen o hacen. Si no estamos de acuerdo y lo verbalizamos, no los amamos.

Los cristianos somos llamados a predicar la verdad del evangelio de Jesús, a presentar la verdad en amor, a repudiar el pecado del que todos hemos sido esclavos y de donde nos liberta Jesús y a proclamar que sin importar cualquier estilo de vida que sea condenado en la Biblia – porque Dios, el creador sabe más y sus planes son perfectos – Dios perdona al que se arrepiente de sus pecados – siendo en resumen los pecados, la rebelión abierta ante sus mandamientos y preceptos –, los confiesa y se aparta.

Jesús vino para buscar a los enfermos. Y la enfermedad mundial es el pecado. Todo acto de corrupción o que destruye a la persona, a la familia y a la sociedad, es producto del pecado. Jesús murió en la cruz para sustituirnos en nuestra condena e impartirnos su justicia al intercambiar lugares con nosotros. Y aquel que se arrepiente de sus pecados, los confiesa y se aparta, alcanza misericordia. Dios no vino para condenar, sino para salvar y el que no cree, ya ha sido condenado.

“Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. 17 Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él. 18 El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios. 19 Ésta es la causa de la condenación: que la luz vino al mundo, pero la humanidad prefirió las tinieblas a la luz, porque sus hechos eran perversos.” Juan 3:16-19 NVI

“¿Acaso creen que me complace la muerte del malvado? ¿No quiero más bien que abandone su mala conducta y que viva? Yo, el Señor, lo afirmo.” Ezequiel 18:23 NVI

Les dejo la cita del Pastor Rick Warren, no sólo para que mediten en ella. Sino para que la compartan en Internet con los botones al final de esta publicación. Y muchos más comprendan que podemos amar y estar en desacuerdo con lo que otros creen es un estilo de vida correcto, pero a la luz de la Biblia, nosotros creemos y predicamos lo contrario.

“Nuestra cultura ha aceptado dos grandes mentiras. La primera es que si uno está en desacuerdo con el estilo de vida de alguien más, usted o les teme o los odia. La segunda es que para amar a alguien, significa que usted está de acuerdo con todo lo que creen o hacen. Las dos no tienen sentido. Usted no tiene que comprometer sus convicciones para ser compasivo” Pastor Rick Warren

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis los dos libros que lanzaré el 27 de Agosto de este año “Metas de vida” y el 14 de Febrero del 2016 “Me quiero casar”. Si no tiene los libros anteriores descárguelos gratis en www.emparejarse.com y en www.noviazgodealtura.com

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus